Menú Principal


Quiénes Somos

Fundada en 1978, nuestra Institución atesora formatos instrumentales que recrean y abarcan los géneros más genuinos de la música tradicional cubana.

Poseemos unidades artísticas que en su morfología conservan instrumentos autóctonos como La Botija, La Marímbula y El figle utilizados desde principios del siglo XIX.

Nuestro talento artístico está conformado por solistas, dúos, tríos, cuartetos, quintetos, sextetos, septetos, conjuntos, charangas y variedades de formatos, que interpretan con gran calidad; contradanzas, danzas, danzones, sones, trova tradicional, el feeling, boleros, cha cha chá, y otros géneros que como el changüí que se encuentran casi en extinción.

El folklore como elemento imprescindible de nuestra identidad tiene también su representación en nuestro catálogo. Artistas profesionales que tienen una proyección versátil, a través del ciclo de la rumba y la música campesina en sus diferentes estilos, han contribuido a la universalización de nuestros valores nacionales enriqueciendo y defendiendo nuestra fisonomía musical.

Misión: Comercializar, preservar, revitalizar y promover la música popular, tradicional y folklórica cubana.

Visión: Somos una organización líder en la satisfacción de las necesidades de la música tradicional, ofertando servicios a precios competitivos y una óptima y estable calidad.

Representamos un catálogo de unidades artísticas reconocidas y con un gran sentido de pertenencia a la organización


Biografía "Ignacio Piñeiro Martínez"

Ignacio Piñeiro Martínez (La Habana, 21 de mayo de 1888 – 12 de marzo de 1969)

Ignacio Piñeiro, el poeta del Son, nació en el barrio habanero de Jesús María el 21 de mayo de 1888, inició su vida musical cantando en coros infantiles, impregnándose de todos los ritmos afrocubanos, coros de clave, yambú y la rumba, los que posteriormente fueron utilizados con genialidad en su obra autoral.

Trabajó desde joven en los más diversos oficios como tonelero, fundidor, portuario, tabaquero y albañil, pero la música fue su pasión y nunca la abandonó.

Integra en 1904 la agrupación de Clave y Guaguancó Timbre de Oro como improvisador y decimista, así mismo dirigió el grupo Los Roncos para el cual hizo composiciones corales.

En 1926 ingresa como contrabajista del Sexteto Occidente, dirigido por María Teresa Vera, con el que grabó y realizó actuaciones en New York.A su regreso a Cuba en 1927 funda el Septeto Nacional con el cual revolucionó el Son.

Piñeiro fue un genio de la composición musical, poseía gran dominio de las variantes tímbricas y ritmos habaneros, los que utilizó en su creación logrando un Son diferente al que se escuchaba y bailaba entonces en los salones habaneros de la época. De esta fusión obtuvo un Son menos reposado y más potente. Creador prolífero legó a nuestro acervo numerosas obras de diversos géneros musicales, que constituyen hoy clásicos de la música popular cubana, entre ellos podemos citar: "Esas no son cubanas", “Donde estabas anoche”, "No juegues con los santos", "Suavecito","Bardo" y "Échale Salsita."

Muchos fueron los aportes de Piñeiro al Son y la música popular cubana, destacándose la fusión del son con géneros como la rumba o la guajira, así como con otras variantes tímbricas afrocubanas.
Ignacio Piñeiro murió el 12 de marzo de 1969 en Ciudad de la Habana, dejando con su obra una fuente inagotable de ritmo y sabor en la música popular cubana.